Política. El motor para fomentar la sostenibilidad

La política, y las organizaciones sociales son el cuarto pilar del esquema de sostenibilidad que  intenta atenuar los desequilibrio provocados por un modelo de desarrollo en el que prevalecen los intereses económicos por encima de los medio-ambientales y los sociales.

Nuestro modelo productivo actual es imperfecto, para hacerlo más sostenible, requiere de una maquinaria que proteja el medio ambiente y la sociedad de los desequilibrios que provoca una economía consumista agresiva. Esta maquinaria la desarrolla el cuarto pilar, que existe únicamente porque se necesitan corregir los desequilibrios de nuestro modelo productivo, poco sostenible. Un modelo productivo sostenible, equilibrado,  no necesita que actúen estos mecanismos.

Lo correcto sería utilizar un modelo consumista sostenible, en el que la política fuese el motor que fomente este cambio de modelo, y legisle las reglas que definan los límites de actuación de este modelo.

Modelo consumista

El consumismo moderado bien entendido no es el problema. Ni lo es una economía liberal de libre mercado.  Esta economía de libre mercado nos ha permitido crecer como sociedad y mejorar nuestro nivel de vida.

El problema se origina por un modelo consumista actual que sobre-explota los recursos y busca mano de obra barata para ofrecer productos cada vez más baratos, y satisfacer así las demandas de una masa social modelada para consumir cada vez más, ajena a los problemas que esto ocasiona. Este modelo no es sostenible, se desarrolla a costa del medio ambiente y la sociedad.

La economía consumista actual funciona como un modelo insostenible que intentamos perdurar aplicando leyes que contrarresten los efectos negativos provocados en la sociedad y en el medioambiente.

Se ha legislado a nivel local y nacional para proteger la naturaleza, los trabajadores y las personas frente a este desequilibrio. Sin embargo estamos viendo que en un mundo global, la leyes nacionales dejan de tener el efecto deseado. Las empresas pueden desplazar su actividad a otros países remotos sobre-explotando sus recursos y sus trabajadores. Se crean organismos internacionales, y se llegan a acuerdos para frenar estas prácticas.  Sin embargo hoy en día la capacidad de equilibrar los tres pilares (economía, sociedad y medio-ambiente) mediante leyes y acuerdos  ha quedado muy limitada.

Estos desequilibrios siguen provocando deterioros ambientales, desigualdades sociales, pobreza, hambre, contaminación, inmigración, racismo, tensiones sociales y tendencias proteccionistas en las sociedades más ricas y mayor nivel de bienestar.

La política, legislación y acuerdos internacionales son parches para ajustar los desequilibrios generados y buscar una sociedad más  sostenible. Políticas de protección ambiental, social, laboral, de inmigración, protección a menores, etc. Este no es el camino para alcanzar un desarrollo sostenible pleno.

Un modelo consumista sostenible, la clave.

Un desarrollo sostenible debe estar basado en un modelo económico consumista sostenible. Las personas a nivel personal somos los que decidimos que modelo de desarrollo queremos, como consumidores, votantes, trabajadores, padres , vecinos y ciudadanos, tenemos el poder de decidir, influenciar o cambiar.

Es posible en un modelo consumista conseguir que estos tres pilares se desarrollen en equilibrio. Conseguir que el desarrollo económico no perjudique a la sociedad ni el medio ambiente.

 

Modelo económico sostenible, en el que se benefician mutuamente la economía, sociedad y medio-ambiente

Este diagrama nos indica que para que un modelo de desarrollo sea sostenible, es decir que sea exitoso a largo plazo, lostres pilares:economía, sociedad y medioambiente deben interaccionar de forma positiva entre ellos, generando beneficios mutuos.

Un modelo consumista sostenible puede incluso conseguir que el desarrollo económico beneficie a la sociedad y medio -ambiente, revirtiendo los impactos negativos en positivos. Este modelo puede hacer cambiar la forma en que conocemos nuestra sociedad y crear un mundo mejor para todos.

 

La vieja política

Los partidos de la vieja política se han posicionado tradicionalmente a favor de uno u otro pilar. Esto no ha contribuido a conseguir un equilibrio entre los tres pilares, sino todo lo contrario, las luchas políticas han fomentado una lucha de intereses entre los tres pilares, alejándonos de un modelo sostenible.

Los partidos de derechas creen que apoyar a las empresas desarrolla la economía y con ello se beneficia la sociedad. A  corto plazo traen desarrollo y una mejora de la sociedad del bienestar, sin embargo a largo plazo este tipo de políticas requieren ajustes que corrija los desequilibrios causados en la sociedad y el medio ambiente.

Los partidos de izquierdas, creen que su papel es corregir estos desequilibrios con políticas sociales y económicas al margen del desarrollo económico. Pueden ser exitosas a corto plazo, pero las dificultades por financiar estas políticas las hacen insostenibles.

El papel de la nueva política

La nueva política debería analizar los problemas de forma sostenible, a largo plazo. En un modelo sostenible debe buscar el equilibrio entre los tres pilares: sociedad, el medio ambiente y la economía;

  • Promoviendo políticas que fomenten un desarrollo económico que genere impactos  positivos en la sociedad, y  el medio ambiente.
  • Buscando beneficios sociales con mínimo coste para las arcas públicas. Esto es posible cuando se fomenta una economía sostenible y a las empresas que generan impactos positivos en la sociedad.
  • Una economía sostenible que se abastece de recursos sostenibles sin sobreexplotar los recursos y generando impactos positivos en el medio ambiente no requiere de políticas medioambientales correctoras.

La nueva política para ser sostenible debe ser liberal donde los individuos seamos dueños de nuestros destinos y conscientes de su responsabilidad en la sociedad. Debe ser integradora entre todos los grupos de interés, los económicos, los sociales y los ambientales.

En el modelo actual los gobiernos recaudan impuestos a empresas y trabajadores para financiar en parte los desajustes y desequilibrios de nuestro modelo económico. En un modelo sostenibles no se producirían desajustes y desequilibrios que compensar.

La política, debe dejar de corregir,  encauzar  para  pasar a fomentar, incentivar para que más empresas transicionen a un modelo más sostenible.

Siguiendo planteamientos de sostenibilidad las políticas sostenibles debería promover entre otras las siguientes medidas:

  • Promover las empresas sostenibles que en el ejercicio de sus actividades mejoran la vida de las comunidades y la protección del medio-ambiente en su área de influencia. Concienciar a los ciudadanos para que consumidores potenciemos las empresas que generan impactos positivos.
  • Promover una explotación de recursos sostenible, que respete los ritmos naturales de regeneración, que estas explotaciones contribuyan a aumentar el nivel de vida de las comunidades locales. De forma que las empresas que explotan los recursos aseguren asistencia sanitaria, y una forma de vida digna a los trabajadores y sus familias. Que estas explotaciones sean compatible con la explotación local y artesanal.
  • Reducir los impuestos a empresas que generen impactos positivos en la sociedad y la economía, fomentará el desarrollo y crecimiento de estas empresas. Actualmente las empresas intentan esquivar el pago de impuestos, con modelos de ingeniería financiera, trasladando sus sedes sociales a otros países.
  • Fomentar un modelo productivo sostenible que integre a personas que no tienen cabida en el sistema productivo actualcon menores aptitudes, discapacidades y poco integradas en el sistema.
  • Promover la identificación adecuada de las materias primas de explotaciones sostenibles y su traceabilidad para que los consumidores sepamos que empresas ayudan y cuales no en sus actividades. Para que compremos en consecuencia.
  • Promover que estas buenas prácticas se conozcan, divulgarlas y fomentarlas, para que sirvan de ejemplo.
  • Promover el desarrollo de materiales alternativos, producidas a partir de residuos. Reciclado de materiales. De forma que se reduzca el consumo de materias primas vírgenes.

Con el apoyo de los consumidores que compraremos más a las empresas que ayudan, se revertirá el ciclo a largo plazo:

Las comunidades locales se benefician de las explotaciones, aumenta la riqueza, surgen nuevos consumidores, nuevas empresas, que fomenta el crecimiento de la economía. Se reduce la dependencia de materias primas vírgenes, surgen empresas que reciclan materiales, crean materiales alternativos, generan trabajo, mejora el nivel de vida y crece la economía. Se reduce la inmigración por motivos económicos, se reducen las brechas entre países ricos y pobres.

Las Medidas políticas sostenibles pueden revertir los malas prácticas que generan impactos negativos en buenas prácticas que generan impactos positivos. A la larga ganaremos todos.


En nuestras webs +Sostenible, Compra SostenibleEmpresa Sostenible, Diseño Sostenible, Sostenibilidad. Fomentamos este pensamiento sostenible y herramientas y fórmulas para que individualmente transformemos nuestro modelo económico consumista en uno mas sostenible.

Explicamos el mundo que nos rodea desde un punto de vista sostenible, creamos consciencia sobre las consecuencias de nuestras decisiones. Nuestras decisiones son más fáciles pensando sostenible.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar